Mariela Reiman es Licenciada en Educación y fundadora de la organización Chicos.net. Desde hace más de 20 años promueve el uso de la tecnología como recurso esencial en la educación primaria. En plena burbuja de Internet, a inicios del siglo XXI, Mariela se dio cuenta de que los sitios web eran más que una forma de entretenimiento o compra de bienes. En ese momento, ella impulsaba varios proyectos educativos a través del lenguaje multimedia en CD-ROM. El siguiente paso fue apalancarse en las metodologías de aprendizaje STEAM (que, por sus siglas en inglés, significa ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemática), que implican el trabajo interdisciplinario y por proyecto, en lugar de la tradicional currícula.

Mariela es licenciada en Educación, egresada del Levinsky College of Education, en Tel Aviv, Israel, y decidió transformar ese impulso en una ONG que promoviera una natural apropiación de la tecnología por parte de docentes y alumnos. Así nació la asociación Chicos.net de la cual es directora, y pronto comenzó a dirigir proyectos de alfabetización digital e inclusión en tecnología y educación para Argentina y Latinoamérica.

En el ámbito mundial, la metodología STEAM es muy avalada porque genera entusiasmo, compromiso de los chicos, pero requiere cambios organizacionales, con aprendizajes que vayan más allá de estar sentado, escuchar y repetir. “Nuestro primer objetivo siempre fue ofrecer una mirada holística de la tecnología en la educación y educar ciudadanos digitales a partir de las dos instituciones más importantes que rodean a los alumnos: la familia y la escuela”, señala Mariela.

La propuesta de la especialista y sus proyectos se vinculan con la creación de un espacio escolar y la generación de una experiencia para la construcción de un nuevo modo de pensamiento: “No queremos que se aborde la tecnología necesariamente como una forma de pensar el trabajo del futuro, sino más que nada como una herramienta educativa”, apunta Reiman.

El último gran paso que dio lo hizo junto a Disney en América Latina. En conjunto, desarrollaron Disney TinkerLab, un proyecto que introduce maneras de aprender innovadoras, haciendo foco en las competencias y las habilidades que hoy se consideran indispensables y que sientan las bases del proceso denominado aprender a aprender para toda la vida: alfabetización digital, creatividad, colaboración, pensamiento crítico y comunicación. Dentro de este proyecto se capacitaron más de 35.000 docentes de escuelas primarias públicas en América Latina, en el que recibieron diferentes herramientas para introducir la metodología. El eje de este proyecto es contar historias transmedia utilizando distintas plataformas, con el propósito de estimular el desarrollo de las habilidades y fomentar la expresión creativa de niños y niñas a través de medios digitales.

Fuente:  Diario La Nación